Elije vivir


Elije vivir

Nunca te quejes de nadie, ni de nada, porque fundamentalmente tú has hecho lo que querías en tu vida. Acepta la dificultad de edificarte a ti mismo y el valor de empezar corrigiéndote. 

El triunfo del verdadero hombre surge de las cenizas de su error.

Nunca te quejes de tu soledad o de tu suerte, enfréntala con valor y acéptala. De una manera u otra es el resultado de tus actos y prueba que tu siempre has de ganar.

No te amargues de tu propio fracaso ni se lo cargues a otro, aceptate ahora o seguirás justificándote como un niño. Recuerda que cualquier momento es bueno para comenzar y que ninguno es tan terrible para claudicar. 

No olvides que la causa de tu presente es tu pasado así como la causa de tu futuro será tu presente.

Aprende de los audaces, de los fuertes, de quien no acepta situaciones, de quien vivirá a pesar de todo, piensa menos en tus problemas y más en tu trabajo y tus problemas sin eliminarlos morirán. 

Aprende a nacer desde el dolor, y a ser más grande que el mas grande de los obstáculos, mírate en el espejo de ti mismo y serás libre y fuerte y dejaras de ser un títere de las circunstancias porque tu mismo eres tu destino.

Levántate y mira el sol por las mañanas y respira la luz del amanecer.

Tú eres parte de la fuerza de tu vida; ahora despiértate, lucha, camina, decídete y triunfaras en la vida; nunca pienses en la suerte, porque la suerte es el pretexto de los fracasados.”

PARA LOS QUE AME Y ME AMARON

Cuando yo me vaya, déjenme ir… Tengo muchas cosas que hacer y ver. No se aten a mi por sus lagrimas. Por los hermosos años que vivimos juntos,  demos gracias a Dios

Cuando yo me vaya, déjenme ir…
Tengo muchas cosas que hacer y ver.
No se aten a mi por sus lagrimas.
Por los hermosos años que vivimos juntos, 
demos gracias a Dios

Yo les di mi amor,
Ustedes recuerden la alegría que me dieron
Les doy gracias a cada uno de ustedes
Por el cariño que me brindaron,
pero ahora tengo que viajar solo
Si necesitan llorar, lloren pero
Dejen que su fe en Dios conforte su pena;
Solo nos separaremos un tiempo,
Mantengan mi recuerdo en sus corazones.

La vida sigue adelante. No estaré lejos
Si me necesitan, piensen en mí,
Aunque no me miren, ni me puedan tocar,
Estaré entre ustedes y sentirán mi calor
De mi amor en sus corazones.

Cuando ustedes les toque viajar por este camino,
Yo los recibiré con una sonrisa y les diré

¡Bienvenidos!

Con el Tiempo....


Con el tiempo aprendes que las palabras dichas en un momento de ira pueden seguir lastimando a quien heriste durante toda la vida.

Con el tiempo aprendes la sutil diferencia que hay entre tomar la mano de alguien y encadenar un alma.

Con el tiempo aprendes que el amor no significa apoyarse en alguien y que la compañía no significa seguridad.

Con el tiempo comprendes que es mejor arrepentirse que quedarse siempre con las ganas y pensar en "si hubiera...".

Con el tiempo empiezas a entender que los besos no son contratos, ni los regalos promesas...

Con el tiempo aprendes que estar con alguien porque te ofrece un buen futuro, significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado.

Con el tiempo te das cuenta que casarse solo porque "ya me urge", es una clara advertencia de que tu matrimonio será un fracaso.

Con el tiempo comprendes que sólo quien es capaz de amarte con tus defectos, sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad que deseas.

  Con el tiempo te das cuenta de que si estás al lado de esa persona sólo por acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás no deseando esa compañía.

Con el tiempo entiendes que los verdaderos amigos son contados, y que el que no lucha por ellos tarde o temprano se verá rodeado sólo de amistades falsas.

Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace, pero perdonar... es sólo de almas grandes.

 Con el tiempo comprendes que si has herido a un amigo duramente, muy probablemente la amistad jamás volverá a ser igual.

Con el tiempo te das cuenta que aunque seas feliz con tus amigos, algún día llorarás por aquella persona especial que dejaste ir.

Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia vivida con cada persona es irrepetible.

Con el tiempo te das cuenta de que el que te ha humillado o despreciado, tarde o temprano sufrirá las mismas humillaciones o desprecios multiplicados al cuadrado.

 Con el tiempo aprendes a construir todos tus caminos en el hoy, porque el terreno del mañana es demasiado incierto para hacer planes.

Con el tiempo comprendes que apresurar las cosas o forzarlas a que pasen ocasio­nará que al final no sean como esperabas.

Con el tiempo te das cuenta de que en realidad lo mejor no era el futuro, sino el momento que estabas viviendo justo en ese instante.

Con el tiempo te das cuenta de que las mejores cosas que obtienes son las que más trabajos o sacrificios te costaron.

 Con el tiempo aprendes que no hay que dejar escapar el momento, pues puede que éste nunca se vuelva a dar.

Con el tiempo valoras aquellas cosas que pensabas insignifi­cantes y que ahora forman parte de tus mejores recuerdos.

Con el tiempo aprenderás que intentar pedir perdón, decir que amas, decir que extrañas, decir que necesitas, decir que quieres ser amigo... a destiempo... ya no tiene ningún sentido.

Pero desafortunadamente... SOLO CON EL TIEMPO..!! 

Los Problemas de Mamá...


MI MADRE TENÍA MUCHOS PROBLEMAS.

Había estado adelgazando peligrosamente y estaba deprimiéndose. Era irritable, gruñona y amargada.

Hasta que un día, de pronto, ella cambió. La situación estaba igual, pero ella era distinta.

"Viejita -dijo mi padre- llevo tres meses buscando trabajo y no he encontrado nada, voy a echarme unas chelas con los amigos."

-Ah, okey.- Contestaba mi madre. -Ya encontrarás.

"Mamá - dijo mi hermano- reprobé todas las materias en la facultad."

-Ah, okey. -Respondió mi madre. -Ya te recuperarás y si no pues repites el semestre. Pero te lo pagas tú.

"Mamá- dijo mi hermana- Choqué el carro."

-Ah, okey. -Suspiró mi madre. -llévalo al taller, busca como pagar y por lo pronto muévete en camion.

"Nuera -llego y dijo. - vengo a pasar unos meses con ustedes."

-Ah, okey. -dijo mi madre. -Acomódese en el sillón y agarre unas cobijas del clóset.

Todos se reunieron preocupados al ver estas "no reacciones" de mi madre. Sospechaban que hubiera ido al médico para que le recetara unas pastillas .
Seguramente estaría ingiriendo una sobredosis.

Propusimos hacer una "intervención" a mi madre para alejarla de cualquier posible adicción que tuviera hacia algún medicamento 
anti-enojos.

Pero cual fue nuestra sorpresa que, cuando nos reunimos en torno a ella, explicó:
-"Me tomó mucho tiempo darme cuenta de que cada quien es responsable de su vida. Me tomó años descubrir que mi angustia, mi mortificación, mi depresión, mi enojo, mi insomnio y mi estrés, no sólo NO resolvían sus problemas sino que AGRAVABAN los míos. 
YO NO SOY RESPONSABLE DE LAS ACCIONES DE LOS DEMÁS, PERO SÍ SOY RESPONSABLE DE LAS REACCIONES QUE EXPRESE ANTE ESO.
Por lo tanto, llegué a la conclusión de que mi deber para conmigo misma es mantener la calma y dejar que cada quien resuelva lo que le corresponde. He tomado cursos de yoga, de meditación, de Milagros, de Desarrollo Humano, de Higiene Mental y de Programación Neurolingüística... y hay un común denominador: QUE YO SÓLO PUEDO TENER INJERENCIA SOBRE MÍ MISMA, USTEDES TIENEN TODOS LOS RECURSOS NECESARIOS PARA RESOLVER SU PROPIA VIDA.
Yo sólo podré darles mi consejo si acaso me lo pidieran y de ustedes depende seguirlo o no. Así que de hoy en adelante, yo dejo de ser el receptáculo de sus responsabilidades, el costal de sus culpas, la lavandera de sus remordimientos, la abogada de sus faltas, la depositaria sus deberes o su llanta de refacción para cumplir sus responsabilidades.
Los declaro a todos adultos independientes y autosuficientes."

Todos se quedaron mudos.
Ese día la familia comenzó a funcionar mejor...
Porque cuando mamá está bien, todos en la casa sabrán lo que les toca hacer...

FACTURA PAGADA


FACTURA PAGADA
Una tarde, un pequeño se acercó a su madre que preparaba la cena en la cocina, entregándole una hoja de papel en la que había escrito algo. Después de secarse las manos y quitarse el delantal, ella leyó lo que decía la nota: 

- Cortar el césped del jardín… 15.00
- Limpiar mi cuarto esta semana… 5.00
- Cuidar de mi hermano… 5.00
- Ir a la panadería… 0.50
- Sacar la basura toda la semana… 2.50
- Libreta con buenas calificaciones 50.00
- Limpiar el patio… 5.00
- TOTAL ADEUDADO… 83.00

La madre lo miró con fijeza mientras él aguardaba expectante. La madre tomó un lapicero y en el reverso de la misma hoja anotó:

- Por llevarte 9 meses en mi vientre y darte la vida… NADA

- Por tantas noches de desvelos, curarte y rezar por ti … NADA

- Por la alegría y el amor de nuestra familia… 
NADA

- Por temor y preocupaciones cuando enfermabas … NADA

- Por comida, ropa y educación… NADA

- Por tomar tu mano y darte apoyo… NADA

Cuando el niño terminó de leer lo que había escrito su madre, tenía los ojos llenos de lágrimas. La miró a los ojos y le dijo: ”Te quiero mamá…”; luego tomó el lapicero y escribió con letra muy grande: 
“TOTALMENTE PAGADO”.
Así somos las personas, como niños, queriendo recompensa por las buenas acciones que hacemos. Es difícil entender que la mejor recompensa es el AMOR y, que para nuestra suerte, es totalmente GRATIS!!!

Tú Dices y Dios dice....


Cuando tú dices: no puedo resolver las cosas. 
Dios te dice: yo dirijo tus pasos.

Cuando tú dices: es imposible. 
Dios te dice: todo es posible para el que cree en Mí.

Cuando tú dices: me siento solo(a). 
Dios te dice: yo estoy contigo siempre y nunca te desampararé.

Cuando tú dices: ya no puedo hacer nada. 
Dios te dice: todo lo puedes hacer teniéndome a mi presente en todo momento...

Cuando tú dices: no merezco perdón. 
Dios te dice: yo te perdono.

Cuando tú dices: tengo miedo. 
Dios te dice: no temas yo estoy aquí contigo para ayudarte.

Cuando tú dices: no tengo fuerzas. 
Dios te dice: yo te daré las fuerzas necesarias para seguir luchando.

Cuando tú dices: ya no veo resultados en mi vida. 
Dios te dice: hijo(a) mío(a) nunca pierdas la fe.

Cuando tú dices: el problema que tengo es tan grande. 
Dios te dice: más grande que tu problema soy yo. Confía en mí y deja todo en mis manos, porque Yo soy la solución a todos tus problemas.

Cuando tú dices: no tengo ánimo.
Dios te dice: ven a mí y yo te motivaré y serás una persona llena de felicidad, amor, paz y esperanza.

Cuando tú dices: tengo hambre. 
Dios te dice: llénate de mi palabra y luego todo lo que desees vendrá por añadidura.

Dios te mira, llora contigo, te consuela con sus manos y luego te dice: levántate hijo(a) mío(a), ya no llores más, sigue adelante y no te rindas ni mucho menos te des por vencido(a). Porque aún en medio de tu tropiezo o quebranto me encuentro Yo.

Cuando tú dices: ya no confio en nadie. 
Dios te dice: confía en mi y verás la luz.

Cuando tú dices: todos me han traicionado. 
Dios te dice: Yo soy tu único amigo fiel.

Cuando tú dices: estoy muy enfermo. 
Dios te dice: Yo soy tu médico por excelencia, quien te sana de todas tus enfermedades.

Cuando tú dices: nadie me ama de verdad. 
Dios te dice: yo te amo porque fui yo quien te creó.

Cuando tú dices: no sé cómo seguir. 
Dios te dice: yo te enseñaré y te mostraré el camino.

Cuando te sientas derrotado(a), levanta tu espada y pelea por qué Dios es quien va delante de ti peleando todas tus batallas y de seguro el te dará la victoria.

Dios es amor y te ama mucho. Ámalo tú a Él y obedece su palabra. Es tu tiempo. Grandes bendiciones vendrán para aquel que le sea fiel a Dios, vive siempre con Fe, porque te Ama.  Que Dios BENDIGA sus vidas..!! 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...